Translate blog...

Himno de la semana… Owl City…


Ya estoy aquí otra vez para aderezaros la semana con un tema musical de mi agrado y que si tenéis algo de gusto disfrutaréis. El tema en cuestión es “Fireflies” de “Owl City” y os lo pongo por algo muy curioso que me ha pasado hoy. Resulta que el tema lo había escuchado en varias ocasiones en la radio y, la verdad, cada vez que lo escuchaba más me gustaba. Después de llevar más de una semana sin escucharlo (o por lo menos no lo recuerdo) esta mañana me he levantado con la cancioncilla dándome vueltas en la cabeza y lo primero que he hecho ha sido lanzarme a la búsqueda de ese tema tan cansino. El problema que se me ha planteado nada más sentarme enfrente de mi equipo ha sido darme cuenta de que no sabía el titulo y no recordaba ni una sola frase completa del tema ya que está interpretado en inglés. Como buscaba el tema sin una sola referencia he desistido a la media hora…

Sin embargo esta tarde volviendo a casa en el carro y con una hermosa tarde nublada haciéndome compañía, he pensado que igual tendría la suerte de escucharla. Al encender la radio parecía que todas las emisoras musicales que tengo memorizadas se habían puesto de acuerdo para emitir un bloque publicitario de esos que te hacen crecer la barba. Al final después de tanto cambiar de emisora buscando algo de interés he optado por una y dejarla a ver si emitían algo pasado tanto rollo publicitario. Y así ha sido, han emitido la canción. Vaya casualidad, por fin mía.

Decidido a escucharla con atención he subido el volumen, he cerrado la ventanilla y me he dedicado a disfrutarla. Sol de media tarde, el rio que aún lleva agua, pájaros cruzando la carretera… pensaba que estaba siendo parte de una conjunción astral, todo el universo se había aliado para que disfrutase esa canción tal y como escribió hace ya unos años el autor brasileño. Me había regalado un momento de felicidad, paz y tranquilidad que no me merecía, que no se merecía algo tan pequeño proveniente de algo tan grande.

Al terminar la canción ya tenía referencias suficientes para buscarla y no solo eso, el locutor había mentado el nombre de la canción, justo la referencia más clara en la letra cuando el que escucha es un hispano-parlante.

En cuanto al momento “cósmico” pues nada. En las radio-formulas repiten los temas hasta la saciedad así que no es tanta la casualidad. Con los pájaros pasa lo mismo, no es que falten precisamente, ya se dice por ahí que son las ratas del aire. La lluvia y lo demás pues lo normal, hay tardes que son bonitas, otras no tanto…

En resumidas cuentas, momento cagón por culpa de la música ¿Sera esta un invento del diablo?

Bueno no me enrollo más (que hoy me he flipado un poco) y os dejo el tema. Sí queréis saber más del creador que curraba en un almacén de la “Coke”, que vivía con sus viejos (con lo mayorcito que parece) y que por culpa del insomnio pasaba las noches componiendo (a veces se tocaba), buscad en la red o en su página oficial.

Recordad: La música mola pero hay veces que te vuelve un poco gilipollas…


El perro bailón ya nació gilipollas pero a él también le mola la canción…

3 comentarios:

el hombre de la pilila estrecha dijo...

Tio esta canción me da asco. Tal cual.

Nonato dijo...

Me gusta, y al perro más. Para gustos colores amigo. Seguro que tu pilila le gusta a alguna y no por eso ha de ter mal gusto, solo tendrá un gusto diferente...

Paca dijo...

A mi me gustan grandes.

Publicar un comentario