Translate blog...

¿Sabías que…


… existen las mareas terrestres? Sí señor, aparte de las mareas “de toda la vida”, existen mareas en las que el influjo de la luna (o el sol) sobre la tierra hace que la corteza terrestre se eleve o se hunda hasta medio metro en algunos puntos del planeta (sobre todo durante los equinoccios). Por eso no es de extrañar que a ciertas personas la luna les afecte, ya que, si afecta así a nuestro planeta, ¿Cómo no va a afectar a algunos gilipollas qué hay por ahí?
Mi madre por ejemplo le enseña el culo a la luna llena convencida de la suerte que le acarrea este ritual. Sin embargo yo que la conozco no la veo ni con mas ni con menos suerte, lo que se la ve más relajada ya que la luna llena “reduce el picor y el escozor de las hemorroides” gracias al influjo de la luna sobre las almorranas (tiene un efecto masaje).
Como veis el influjo de la luna puede resultar positivo o negativo según la patología psicológica que padezcas. Lo que sí está claro para todos es que las noches de luna llena, ya sean el campo o en el mar, siempre son hermosas y tienen ese halo mágico que a todo el mundo embriaga.
Bueno, en homenaje a nuestro querido satélite os dejo la película de cine mudo “Viaje a la luna”, rodada en 1902 y que estaba basada en la conocida novela de “Julio Verne”. Ale, a culturizarse. Dentro video.
P.D.: También existen las mareas atmosféricas, pero es que tanta marea marea.
Recordada: Mi culo es más blanco que la luna (no tanto como el de mi madre)…

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu si que estas mareao!

Publicar un comentario