Translate blog...

José Tomás...


… y sus ganas de acabar sus días en el ruedo. Pues eso, que este fin de semana pasado el torero José Tomás sufrió la enésima cogida de un toro.

Como bien sabéis no soy amigo del arte del toreo, es más, en los tiempos que corren aún me pregunto a quien le puede gustar semejante circo. Por tanto no es de extrañar que no me sobrecojan las cogidas a los toreros (es más me gusta verlas) porque quien se pone delante de un morlaco ya sabe a que debe abstenerse.

En el caso de José Tomás lo que me intriga es esa necesidad que tiene de arriesgar (según dicen quienes entienden), llegando a dar la sensación que no le importaría cascarla en la plaza para poder quedar como leyenda del toreo y así proyectar su sombra a lo largo del tiempo (o eso o es que es torpe, porque no se yo las heridas por asta de toro que llevará el amigo).

Bueno, no me enrollo más, os dejo con el video.

P.D.: Un dato curioso es que, según he leído en el Pais.com, le hicieron una transfusión de sangre de los presentes en la plaza y después en el hospital algo más. Lo que me extraña del asunto es que según el citado medio José Tomás perdió seis litros y le metieron ocho. ¿Qué significa esto? Pues que ahora debe tener el miembro del tamaño del de un caballo porque ya me contarás donde coño metes en el cuerpo más sangre de la que te cabe. En fin, todo un misterio.

Recordad: José Tomás estaría mejor metiendo otra clase de estocadas…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

joer con este tío...si se quiere suicidar que pruebe otras tecnicas diferentes al toro...puede hacer puenting sin cuerda...aunque con lo resistente que es este hombre seguro que sale ileso...

Tarzán dijo...

Que se joda. Radicalmente. Y lo que más me jode de todo, es que a eso le llamen arte. En fin.

Publicar un comentario