Translate blog...

300… ¿La película?...





No, algo mucho mejor, orgasmos. Resulta que hay una mujer en el Reino Unido llamada Michelle Thompson que tiene 43 años y dice que experimenta 300 orgasmos en un solo día. ¿Cómo? Que resulta que hay una mujer en el Reino Unido llamada Michelle Thompson que tiene 43 años y dice que experimenta 300 orgasmos en un solo día (lo repito para que sepáis que no habéis leído mal y para ocupar más espacio).

Se dice que esta señora (afortunada para algunos, hasta la p… para otros) sufre una “extraña” enfermedad llamada “síndrome de excitación sexual permanente” (por la vida y por la muerte). Yo me pregunto… ¿No es eso lo que les pasa a los hombres? No sé, si fuera así, lo de ella igual se debería llamar “síndrome de la que se va permanentemente”. Se llame como se llame a esta señora tiene la facilidad de tener orgasmos a cualquier hora, en cualquier situación sin que ni si quiera le rocen las bragas sus partes (por la foto de ahí arriba dudo que lleve tanga, por cierto he pixelado las caras para que no tengáis mal cuerpo). Incluso dice que se ha tenido que dejar el curro en una fábrica de galletas por que el ruido de las maquinas le hacía irse constantemente (¿qué vibrador tiene esta mujer?), aunque se rumorea que trabajaba haciendo “Frigodedos” y que la despidieron por dejarlos todos con muñón.

He leído que en su vida sentimental sus parejas no podían satisfacerla, y me pregunto… ¿Aun más?, ¿No se satisface ella sola suficientemente? Luego dicen que los hombres tienen vicio… El que se ve que si que tiene vicio es su actual pareja y a la vez vecino, un tal Andrew, del que se dice que ahora tiene los huevos como ciruelas pasas. Todo un macho deshidratado.

Recordad: Aquí no tendréis orgasmos, si buscáis contenido en la red tendréis más que los monos… o que el mono de Andrew…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

con uno al dia que me de mi marido me conformo

Jorge dijo...

joer....hasta le pone cachonda las máquinas del curro...esta tía es una salida....

Estela dijo...

joder con la Michelle...

Publicar un comentario