Translate blog...

La caridad cristiana…


… no tiene límite. Bueno, quizás sí. Lo digo por el suceso que aconteció el domingo pasado. Resulta que un indigente que pedía limosna a la puerta de una iglesia en San Sebastián, encontró un bebe de pocos días abandonado dentro de una bolsa de plástico (la madre quería que respirase bien). El señor, sorprendido, llamó la atención de los feligreses sobre el asunto encontrando la indiferencia como respuesta. Al ver el poco éxito de su reclamo recurrió a un guarda de seguridad que trabajaba en una estación próxima al templo que al fin respondió a sus plegarias.
Lo que me sorprende de la notica no es que una joven madre poca cultura y nulo corazón abandonara a su hijo recién nacido (eso por desgracia pasa casi todos los días), sino que los feligreses, almas puras y caritativas, no hiciesen puto caso al harapiento. Y creo que justamente es eso, que era un harapiento. Para que mentir, para dar limosna a un mendigo en plan lanzamiento y que no nos toque con sus mugrientas manos sí que estamos (a veces), pero para dirigirle la palabra o escucharlo pues ya estamos menos. Vale, yo soy un pecador y es normal (sí, me excuso), pero un devoto cristiano tiene otros deberes (si no parecería que son de la clase de “haz lo que yo diga pero no lo que yo haga”).
Si es que no se puede hablar. Yo conozco adoradores de Satán que son más caritativos y generosos. Por ejemplo, hay muchos que en las misas negras comparten las drogas porque mola más colocarse en grupo (en eso también les doy la razón). Y los políticos no les van a la zaga, los que más roban se lo reparten entre ellos y varios hijos de puta más. Los políticos son así, pura caridad cristiana.
Bueno, os voy dejando, sólo una cosa más. Para ilustrar mi artículo os dejo un video (clásico en la red) en el que el autor nos muestra un retrato ambiguo de una mujer que hace que dudemos de si responde o no responde a los valores cristianos. ¡Ah! Por cierto, el artículo no es un ataque a la iglesia ni a sus feligreses, es un ataque a cierto tipo de feligreses. De la iglesia ya hablaremos otro día. Dentro video.
Recordad: ¿Misas? Ni blancas ni negras. Prefiero no trasnochar demasiado y dormir hasta tarde…

1 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que es muy fuerte, que vegüenza....les dicen que hay un niño en la basura y no son capaces de por lo menos ir a comprobarlo o llamar a la policia, me hace grácia esos que van a misa pero a lo que van es a rezar por ellos y a los demás q les den.

Publicar un comentario