Translate blog...

Reflexiones de un transeúnte: Ni a mi perro…

 
… le gustan las sopas “Hacendaño”. Bueno, ni a mi perro, ni a las ratas ni a los gusanos que se comen nuestros putrefactos cadáveres. Y es que hasta a mi perro le ofende que una sopa sepa tanto a comida de perros. Os preguntaréis si he probado la comida de perro antes de hablar... Pues sí, y sólo para compararla con la calidad de esas vomitivas sopas. Eso sí, he comprado comida para perros “gourmet” y esta última sale ganando frente a la sopa. Me parece algo exquisito…
La sopa ha perjudicado a mi perro. Lleva dos días que no caga porque no encuentra el rastro de los orines de los demás cánidos ya que al oler la sopa se quemó las fosas nasales. Sólo un dato, la sopa estaba fría. Y ese potenciador de sabor… si hubiese potenciadores sexuales así estaríamos todo el día dándole al fornicio.
En fin… yo me pensaría bien que como, porque si ya sabemos que nos dan mierda para comer, que nos pueden dar cuando lo que nos dan sabe verdaderamente a mierda.
Para que no penséis que esto es una crítica banal sin fundamento, os dejo un video en el que se ve que mi perro escapa desesperado sólo porque sabía que esa noche iba a cenar la susodicha sopa que había comprado para mí en un principio (esta mala, pero no la iba a tirar si tengo perro).
Bueno, os dejo el video. Espero que no se enfaden los de “Libertad animal” conmigo, no es para tanto, solo quedan dos sobres.
P.D.: Se ve que no es un caso aislado…
Recordad: Elegir bien a razón calidad precio, no comáis mierda porque sea más barato. Si preferís esto último llamadme, que yo os vendo la mía al peso…


0 comentarios:

Publicar un comentario